Tipos de sistemas de cambio

En primer lugar, vamos a explicar las diferentes formas de expresar un tipo de cambio:

T.C. Nominal: es el valor por el que una moneda se vende o compra respecto a otra. Pueden existir variaciones entre el tipo de cambio de compra y el de venta para dos monedas, que será el margen de beneficio que obtengan las casas de cambio de moneda.

T.C. real bilateral: se refiere al precio de los productos de la economía de un país respecto a otro, por lo que incluye en el cálculo el deflactor del Producto Interior Bruto.

Se expresa como:

e = (E x P*) / P , donde:

e: tipo de cambio real
E: tipo de cambio nominal.
P*: deflactor del Producto Interior Bruto del país extranjero.
P: deflactor del Producto Interior Bruto local.
El deflactor del PIB es un índice de precios que recoge la variación que en el nivel de precios de un país durante un periodo determinado (año, por ejemplo), incluyendo todos los bienes que se producen, a diferencia del IPC (Índice de Precios al Consumo) que sólo incluye una cesta representativa. El deflactor es por tanto, una medida de la inflación.

T.C. real multilateral: es una media ponderada de los tipo bilaterales, usando como factor de ponderación de cada uno la importancia del comercio de bilateral con cada país.

Sistemas de tipos de cambio

Hechas estas apreciaciones, veamos ahora qué sistemas de tipo de cambio se usan en la economía.

Tipo de cambio fijo

El Banco Central de un país o un territorio (en Europa, el BCE) es quien ha de decidir qué clase de sistema cambiario adopta.

Los Bancos Centrales que optan por el tipo de cambio fijo, valoran su moneda respecto a otra de un país económicamente potente y estable, con baja inflación, como EE.UU. o Alemania con el antiguo Marco alemán, ahora Europa en su conjunto con el Euro.

Ventajas del tipo de cambio fijo
El tipo de cambio fijo tiene como mayor ventaja el de dotar de una estabilidad a corto plazo a las economías, al mantener estable la inflación y los tipos de interés, y evita la discreccionalidad de los Bancos Centrales a la hora de modificar sus tipos de cambio.

Inconvenientes del tipo de cambio fijo
Como inconvenientes, hemos de resaltar que a medio y largo plazo, el mantenimiento de un sistema de tipos de cambio fijo provoca una fuga de capital nacional hacia economías con mayores tipos de interés, para obtener más rentabilidad en las inversiones.

Esta fuga de capital hace que baje la base monetaria del país, lo que crea unas expectativas de devaluación (si hay menos base monetaria la moneda se devalúa). Estas expectativas aceleran aún más el proceso al producir una huída de capitales para evitar las pérdidas de la devolución, bajando aún más la base monetaria y acabando irremisiblemente en una devaluación.

Esto es lo que pasó en Argentina en el 2001. La base monetaria real en la economía era mucho menor de lo que el tipo de cambio sugería. La paridad 1/1 con el Dólar estadounidense era ficticia, y la devaluación fue brutal, pasando el tipo de cambio de 1 a 3 en tres meses.

Además, si el sector público es deficitario, se puede dar lugar a devaluaciones de la moneda, puesto que se puede financiar ese déficit con reservas monetarias si el Banco Central no es independiente del Gobierno, bajando la base monetaria, o con financiación externa, lo que produce una bajada de solvencia de la economía y el pago de intereses al exterior.

Tipo de cambio variable

En este sistema de tipos de cambio, las monedas fluctúan su valor por la ley de la oferta y la demanda. Es el tipo de cambio usado por las principales economías del mundo (Japón, EE.UU., Europa, etc.).

Con este sistema cambiario, las economías se regulan automáticamente mediante cambios no excesivamente bruscos.

Imaginemos que el tipo de cambio de la moneda de un país respecto a otros aumenta. Esto abarata los productos locales y los hace más competitivos, aumentando las exportaciones, lo que incrementa la entrada de divisas extranjeras, apreciando la base monetaria del país y bajando el tipo de cambio. Por tanto, se equilibra automáticamente la economía.

Cuando el Banco Central no interviene en absoluto para establecer los tipos de cambio hablamos de que las monedas de hallan en flotación limpia, y si el Banco Central establece unos máximos y mínimos valores de tipo de cambio se habla de flotación sucia.

Base

Además del precio actual de las divisas, es decir, de sus cotizaciones actuales, existe una modalidad de inversión denominada futuros, que consiste en… 
Definición de Base »

Cuenta

La cuenta de Forex es el registro de todas nuestras transacciones y sus valores. Primero la cuenta refleja nuestra posición inicial expresada en… 
Definición de Cuenta »

Back-Office

La gran cantidad de operaciones que se realizan diariemente en el mercado FOREX requiere del desarrollo de unas herramientas que permitan al inversor conocer… 
Definición de Back-Office »

Agente

Un agente es una persona física o jurídica a la que se le han dado poderes para actuar en nombre de su cliente en determinadas funciones. Un Agente… 
Definición de Agente »